Visitas de la última semana a la página

jueves, marzo 23, 2006

Crónica de una pollada



Las mentadas polladas, tan populares, tan nacionales, tan peculiares. El sábado pasado fuí a una pollada por primera vez. No porque no haya querido sino porque no tuve la oportunidad anteriormente. Un pata la hacía pro fondos porque acababa de nacer su hijo, algo como un baby shower chonguero. Semanas antes me comprometió, llamaba y llamaba para que no falte. No podía faltar, era en San Luis. Fuí a las 9PM, mi pata, que se llama Felipe, ya estaba medio borracho, subimos con recelo con mi hermano a ver que pasaba, como estaba la huevada, habia ambiente o no? Felipe estaba con polo sin mangas mostrando sus brazos felpudinescos, en el 2do piso, donde era el chongo, sus primos y patas de la católica ya estaban colorados de licor y con aliento a vómito. Las flacas estaban sentadas ahuevadas junto a las paredes en sillas blancas de plástico, las clásicas. Felipe era el mas ameno, al toque nos trajo dos "3 x 10" para empezar, hablaba y bailaba con todos, su primo era el DJ con su computadora y el winamp lleno de grupos reggaetoneros, los parlantes estaban demasiado ruidosos pero quien chucha era yo para decir algo. Empiné el codo rápidamente para nivelarme con los guayacoles. Había también un par de franceses, uno llamado Robin y la francesa llamada Nomeacuerdo, que estaba guapa la gringa, buenas glándulas mamarias, pero ha de ser una fea más allá en su patria, estaban haciendo unos estudios antropológicos aquí en Perú. La cosa es que todo el mundo quería comérsela a la gringa, y el francés a la defensiva pensando que todo el mundo quería lornearlo. La gringa parecía que le habían dicho que se moría al día siguiente, bailaba el reaggeton como si fueran aeróbicos o como si fuera taebo, mucha energía, mucha euforia, la pendeja había ido a divertirse y al carajo si no sabía bailar, ahora me doy cuenta porqué dicen que los latinos tenemos sabor, ritmo y esas huevadas que la verdad yo no bailo ni trompo, aunque mi negra dice que me queda por ahí algo de cintura por mover todavía. La cosa es que a la gringa no le faltaba pareja de baile ni pata que le meta floro, la música estaba tan alta que la gringa tenía que acercar su cuerpo al tipo que le hablaba y las tetas se le rebalsaban, claro que yo no miraba nada porque soy fiel a mi negra, pero si veía que a varios estaba que les sudaba la entrepierna. Cuando la franchute salía a bailar, se le iba todo el encanto, parecía una tipa con síndrome de Down, o como si se hubiera inyectado heroína pero directo al cráneo, se movía como Don Pedrito pero con epilepsia. El francés trataba de sonreír ante el ridículo de la flaca pero al terminar cada canción se la llevaba quien sabe a donde, dudo que a meterle lengua, a las escaleras, seguro para decirle que se calme, mientras los borrachos le sacaban filo a sus vergas con tajador para ver quien era el que se la llevaba por ahí. Las cervezas iban y venían y mis billetes se iban sin cuentas ni valor. Era una buena causa y al carajo, sólo importaba irse borracho, o irse con la gringa y apoyar al recién nacido.
A la 1AM estaba con el estómago diarréico y le dije a mi broder que me largaba, me dijo "Vete sólo tío, a la gringa ya casi casi la tengo" Chapé un taxi, borracho, solo, sin gringa, sin mi negra, sin nadie en la casa, ni mierda. Ví a una ex que tuve hace mucho con su nuevo novio, apenas la reconocí, me hizo adiós y yo intentaba reconocerla, al día siguiente supe que era ella.
A la gringa se la comió su coterráneo.

12 comentarios:

PELOPONESO dijo...

jajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajajajajajajajajajajajaajajjajajaaj "buenas glandulas mamarias la de la gringa" jajajajaj si aca en lima todos se quieren levantar todo lo que hable en otro idioma sea, mujer e ingenua jajajajaj, ta que, te apuesto que esa gringa no es nada en su país jajajaj, sii, claro que he ido a polladas, profondos y recuerdo que siempre terminabamos en trencito bailando reguetonn jajajaja, me mate de risa en tu post, jajajaja

saludos hermano

Little Miss S. dijo...

hahahaha...

digler dijo...

las polladas suelen terminar así...

pd. buena esa de afilarse la verga con tajador, jajaja te maleas

Dragón del 96 dijo...

Que bueno leerte!

Me imagino a la gringa y me revuelco de risa. Asi como a todos los "sacapunteros" de la gente de la cato. Ja, ja, ja! Ya quiero leer tu versión de una yunza.

reds dijo...

asu, hace añares que no voy a una chupeta de esas...solo se que al dia sgte. te duele la mitra mas de la musica alta que de la chela

Chinasky00 dijo...

Sí, nada como un buen rock duro bien alto y unas chelas helenas. El reggaeton y las chelas no me convencen, prefiero la cárcel de pollos pier´s.

reds dijo...

Chinasky hazte una cronica del clasico pe

Chinasky00 dijo...

Yanto

sapel78 dijo...

gringa , tetona y uno borracho ... uuuuta , seguro en ese momento si hubiera podido me la llevaba al telo mas cercano. JUA! pero nada como mis ricas peruanas ... la carne nacional tiene su calidá! tenemos pa todos los gustos y bolsillos =)

El Maestro dijo...

Que buen blog, tio. Te estoy haciendo link desde mi humilde morada bloguense.

PeRcY dijo...

Buena Chinaski, se nota la influencia del gran Charles B... la cronica esta d la PM... y si pes, los europeos o los gringos tienen un ritmo de mierda (no d la buena mierda, sino de mierda=caca) en fin, algun dia con toda la influencia q le solemos llevar a sus paises aprenderan algo del dancing... saludos...

Zòrdido dijo...

q surfin... una pollada amenizada con 'winamp'?... lo q me faltaba leer...
chupa es chupa..
hay te leemos.