Visitas de la última semana a la página

lunes, junio 26, 2006

Carapulcra


Photobucket - Video and Image Hosting
Siempre hay uno en todos lados, en el trabajo, en el cole había uno, talvez dos, en la Universidad, en el grupo de amigos, y a veces uno esporádico, en alguna reunión. Más que todo importa èsto cuando se es colegial, donde uno siempre quiere ser el lorneador y no el lornón. Cuando se trabaja, el lornón ya no importa mucho, mas bien la gente lo evita o le es indiferente, mayormente las mujeres tienden a tenerle pena y se le acercan, entonces el lornón ahí se aprovecha y a veces consigue hasta a enamorar a una. Si no se entiende, el lorna es el punto de burla, al que se le hace bromas, al que se le pega o insulta, o cuando uno está aburrido le puedes meter un lapo para ver como reacciona y luego te ríes.
En mi salón de cole había uno, tenía como 50 chapas pero la más apropiada era Carapulcra, le decían así porque el acné le había carcomida la cara. Era masomenos gordo, blanco desabrido, el peinado raya al costado tipo lamida de vaca, y su nariz mas bien parecía una pinga sin erección. No siempre se le lornea al mas débil físicamente, tampoco al alfeñique necesariamente, creo yo que es al más ridículo, al mas aniñado o al que siempre habla cojudeces, como querer ir en grupo al Play Land Park o invitar a comer helados al Parquetito porque su mamá siempre le lleva, y se come rico ahí.
Carapulcra era rellenón, y cuando le jodían demasiado se asaba y empezaba a meter puñetes como rayadoa quien esté delante suyo. Le dibujaban puerco y con la cara desgraciada, antes de entrar al salón, le pintaban en la pizarra y en vez de nariz le dibujaban una chula con huevos y todo, un par de veces le escondieron su mochila en el baño de mujeres, y se la devolvieron al final de clases, le metían la regla en el poto, le pintaban la camisa por la espalda, una vez le tiraron su mochila a la casa de al lado, también jugaron fulbito en el recreo con su mochila, más bien su mochila parece la lorna, pero no, era carapulcra, incluso recuerdo a un par de profesores burlándose asolapadamente de él, sin culpa, pero con carcajadas ensordecedoras.
Hasta que un día sucedió. Carapulcra había sido la lorna durante 3 años escolares, todos los otros salones sabían quién era, incluso habían chibolos de grados inferiores que se burlaban de él, apoyados por la carcajada de "los grandes pendejos", entonces Carapulcra empezba a golpear a todos los reilones. Pero mas dolían las carcajadas en él, que los puños en la carne. Hubo una reunión de profesores que duró mas de una hora, nos mandaron a todos los salones al patio a que hueveemos, la gente se aburría sin hacer nada, estábamos acostumbrados a recreos de 15 minutos, no de hora y media. La gente no sabía que hacer, y se armó un complot, Carapulcra estaba jugando fulbito con una pelota de papel con otros muchachos, y la gente de 4to y 5to lo vieron como una mancha de hienas ve un conejo distraído. Acordaron hacerle un apanado ya que no habían profesores cerca, ni auxiliares de control. Pero tenía que ser especial porque era el último año de Carapulcra en el colegio, así que comenzaron a pasarle la voz a todos, no importaba a que salón pertenecía, se corría la voz y todos asentían ante la invitación de la sacada de mierda, con una sonrisa cómplice. Todo el mundo le tenía hambre a Carapulcra, pero nadie sabía porqué. Yo decidí no participar porque prefería quedarme sentado con un par de patas a ver el espectáculo, casi criminal. Todo el patio sabía, menos Carapulcra que jugaba con su bola de papel, haciendo tiros libres al arco, "a lo Marco Valencia" decía él. Todos lo miraban y sonreían, pero él no se daba cuenta. Entonces se le acercaron como 15 patas y le dijeron que haces? Él se sorprendió porque hubo un silencio ensordecedor en todo el cole. Entonces un gordo medio moreno, medio culón le metió un lapo en a cabeza y los demás gritaron EEEEhhhhheheeeeeeeeehhhhhhhhh!!! y empezaron a lapearlo, y Carapulcra con la mirada perdida y los labios babeando, se protegía de los patadones y lapos, intentaba arrodillarse y cubrirse pero lo levantaban y lo empujaban de un lado a otro, y la turba fué haciéndose mas grande, y el chongo crecía mientras las risas de todos lados, creaban un infierno en la cabeza de Carapulcra. Yo más que reírme me quedé sorprendido de ver tal pendejada. Los chibolos de 1ro y 2do año también se acercaban corriendo y le pisaban la mano y se iban corriendo, incluso unos que estaban aprovechando el tiempo, leyendo sus libros, se acercaban corriendo y con la parte dura del libro le daban en el lomo, repetidas veces, y los gritos se entreveraban, y las risas parecían mas bien alaridos de hiena. Fueron empujandolo hasta una pared, donde no pudo escapar más y alguien sugirió con gritos que lo metieran al barril de basura. Entonces todos se animaron y lo levantaron en peso y lo arrojaron de cabeza al barril de latón, entonces ahí de cabeza le seguían dando con los puños y con los libros en la espalda, y sus monedas de los bolsillos caían y las hienas se las pelaban, le quitaron sus zapatos, y luego de patearlos por el patio como si fuera una pelota, los escondieron.
Entonces se pasó la voz de que venían los auxiliares de control. Todo el mundo salió corriendo a las bancas y a las gradas a sentarse a conversar, como si nada hubiera pasado. Algunos lograron sacarlo a Carapulcra del barril de latón, y lo sentaron en el piso, los auxiliares gritaron "Orden!... Orden!, que pasa aquí?!" Pero nadie decía nada, y Carapulcra estaba muy avergonzado, y lloroso, que no decía nada. Descalzo, y humillado, con cien miradas de reojo encima, intentaba limpiarse la camisa, y metersela dentro del pantalón, se arreglaba su lamida de vaca con las manos, y las risillas explotaban indistintamente.
Cuando los auxiliares se quitaron nuevemante, había un ambiente de culpa en el patio. Algunos alumnos lo ayudaron a ponerse de pie, y otros se le acercaron con sus zapatos escondidos, otro de 1er año le devolvió su pelota de papel para que no lo acuse después, preguntaban "Estas bien, huevón?" y los abusivos también se apiadaron de él y se le acercaron gritándo "No seanpendejos pes huevón, como mierda lo van a cagar a mi pata Carapulcra, ya se cagaron ya" ó "Ya compare, cálmate, ya fué ya, perdiste pues" y luego regresaban a reír con las demás hienas.
Las filas se armaron para entrar al salón y Carapulcra aún estaba consternado, tenía los zapatos sin pasadores, una suela de zapato "Norway Shoes" marcada en la camisa, como símbolo de humillación, la bragueta de su pantalón estaba rota y se tapaba con una mano, y en la mirada llevaba la pregunta "yo que les hice?" que todos podíamos leer.
Era verdad, Carapulcra nunca le hizo mal a nadie, pero por alguna razón todo el mundo lo odiaba, y el que no lo odiaba no quería andar con él porque lo odiarían también. Él quería ser amigo de todos, era inocente y nos invitaba siempre a su casa, porque su mamá había comprado masa para pizza, y podíamos luego ir a jugar fulbito en su jardín, ò ir a jugar Super a la salida. Pero no, nadie quería ir a comer pizzas con él, ni ir a jugar a su patio, ni ir hasta el paradero con él.
Espero que su calvario haya terminado, escuché que se había graduado de Cheff.

26 comentarios:

Alfredo dijo...

que pendejada, pobre pata

en mi colegio tambien habian...pero entre todos se escondian la mochila

no solo a los lornas

luis_s4nchez dijo...

que pendejada, pobre carapulcra. y lo de 'pobre' no lo digo solo por el super apanado que le dieron. debe haber sido una REjoda para el ir todos los dias al cole, donde no era aceptado (por alguna extraña razon).

el rechazo, y peor durante la niñez, causa un daño irreparable en la gente. los pobres muchachos despues se vuelven unos desadaptados de lo peor a dondequiera que van.

facil y el anonimo que escribe cosas en el blog de casu es carapulcra!

miriammm dijo...

aya.
ay. la verdad, esta si, esta si que duele mucho.
Cuenta la leyenda, que los que más problemas tiene en una familia, son en realidad los más fuertes...y todos depositan en esa persona elegida tacitamente, sus propios dolores. Por eso no es el más debil sino el más fuerte el que carga con ese dolor de todos
(no es una leyenda, es una parte de la teoria sistemica)
y leyendote se me ocurre esto mismo que todas las cosas q nos disgustan de nosotros mismos como grupo o sociedad se las ponemos a alguien, le ponemos un cartelito en la espalda..."golpee y saquese el gusto".
Los niños, puede que sean inocentes pero casi siempre son muy crueles a la hora de elegir victimas...no era el más debil, el carapulcra, no era porque sino simplemente no se lo hubiera elegido a el...para soportar el acoso de todo un grupo que para sacar su propio tedio o dolor o lo que fuera, le pegaba patadas.
Hay q tener dolor pero puro coraje para enfrentar esa realidad diariamente y volver, a seguir siendo escupido de una u otra forma.
Y sobretodo portar perfil de victima.
Siempre me ha fascinado leer sobre el tema de las victimas y los victimarios porque hay una zona gris, que es dificil de entender.
Ojala ademas de ser chef, haya podido superar ese lugar donde el se dejo encasillar y los demás lo ubicaron.
Sabés algo? tus temas elegidos son tan duros que si no los trataras de este modo, que es como un aguafuerte pero muy fuerte, yo no resistiria leerlos.
Lejos de eso, me quedo esperando la proxima cosa q subas.
Te mando un abrazo, que estes bien.
otro para tu chica.

Milleniumsister dijo...

No es lástima, es tristeza... Me da tristeza leer que a un niño como carapulcra se le haga eso solo porque sí... Como dice Miriam, el hecho de soportar todo eso día a día lo hizo más fuerte, pero a la vez dejo un rincón oscuro en su corazón sin duda.
Espero que esté bien, y en parte, lo admiro... Ojala en su vida de chef y demás haya logrado iluminar en parte ese lugar oscuro de su corazón.
Saludos.

PELOPONESO dijo...

ta que, que te puedo decir, he visto eso mucho en mi cole, 11 años e colegio de hombres que no se ve, vi muchosa carapulcras y, ahora ya con mas años te das cuenta de lo huevon que se puede ser en el cole, tengo un pata carapulcra que ahora gana mas billete que todos juntos y se caso con una portuguesa, y uno de los mas vivos de mi salon esta pateando latas con efecto. Que mas te puedo decir...

Chinasky00 dijo...

Como los muchachos que balearon a sus compañeros en Columbine (comprar el dvd Elephant) pensaron que estaban perdidos porque eran un par de lornas en el cole, sin embargo los pendejos terminan de vendedores y los carapulcras terminan con los mejores lomos, los mejores depas, y lorneando a sus vendedores.
Gracias por tus palabras Miriam, siempre mejorandome el día con tus palabras.

elequiz dijo...

que fea huevada yo por alguna razon , o por mi paranohia, pense que algun dia me iban a lornear pero alfina lera un neutro...pero el carapulcra si fue bien salao..pero com la vida gira seguro que el est viviendo de lo mejor e incluso mejor que nosotros...

realmente esperaba un descuartizacion de carapulcra o un apando con final triste...mismo mounstro de los cerros pero ....paso otra cosa..chsss

El Maestro dijo...

La venganza de Carapulcra sera cuando uno de sus lorneadores vayan a comer al restaurante donde el sea chef...

Fuego Negro dijo...

es,sin duda, el mejor texto que he leido en tu blog...la historia es genial,porque es comun y tiene ese perfume conocido ...es realmente muy bueno.

recuerdo haberte dicho hace un tiempo,que muchas veces los secretos se quedan esperandonos en una esquina para que en un arrebato tu mano los rescate de los perros del olvido...

salud y mas que suerte

y agradezco de parte del gordito,su rescate tardio,seria una injusticia que el olvido tambien lo maltrate

Laura Hammer dijo...

Hola: Es tu mejor post, me recordó al "Señor de las moscas" y la crueldad que aflora de grupos de niños en general inocentes. Entonces naufragan en la violencia y en actos de los que ya nadie es dueño, excepto la turba.

Parece q finalmente volviste.

CienpiesCavernario dijo...

Pobre tipo, lo mejor del caso es que no se convirtio en psicopata.
Bueno igual y lo de cheff es para llevarse a alguno de sus "amigos de la infancia" al plato, jaja.

kalner dijo...

eso es lo unico que se aprende en el colegio, a abusar de los demas

Cyrana dijo...

Cuando era niña vivía en un mineral en Chuquicamata , el mineral atajo abierto más grande del mundo. Eso dicen los que saben de " atajo".
Bueno y era re-feliz en la Escuela 4 de Niñas. Pero a mi papá lo trasladaron a Santiago y llegué al Saint Gabriel( muchos niño-as con el gen de la maldad muy desarrollado) y fui pendejada y una hembra Carapulcra más.
Pero claro, mi mamá no hacía pizzas, a ella no le gustaba ni le gusta cocinar...jajjajaj.
¡Así es que no invitaba a nadie!
Y como dice el dicho " No hay mal que dure 100 años ni tonto que lo aguante", me cambiaron de cole y fue uno.... ¿ ? , sólo les puedo contar que fueron monjas.
Entonces, la imaginación puede volar ;)
Cyrana

caracola dijo...

chinasky!!!

miriammm dijo...

Que coincidente que tenga una lectora cuyo nick era el que yo usaba para leer...Chinasky, y para leer a la persona desde donde linkeando llegue aqui. pero asi es la vida.
coincidente.
por las dudas le aclaro que yo no se lo afané a esta bella señorita.
el mio era por cyrano de bergerac nomás.
le mando un abrazo y espero que esten bien
miriam (que no más cyrana) curiosa la vida no?
muy curiosa. ja
m.

Alfredo dijo...

oe que paso con el post "el dueno de las pistas"?????

aparece en mi google reader pero despues le hago click y me dice pagina no encontrada..lo sacaste?

digler dijo...

me recordaste a las lornas de mi colegio y los apanados por las puras, vida dura la que le toca a algunos.

ojala q carapulcra no tenga blog...

Chinasky00 dijo...

Lo saquè porque aparece detràs de los últimos posts, lo escribí hace una semana. Ahora lo publico.

chicamigraña dijo...

Pucha k triste historia, pobre pata. "Los niños son crueles", es lo que siempre oigo decir y es que no desarrollan la empatia. Menos mal k mi vieja siempre optó por tenerme en colegio de solo mujeres, habra sido recontra aburrido, pero al menos nunca me lornearon asi.

Dragón del 96 dijo...

Ja, ja, ja. Me trae recuerdos este post, aunque no tan crueles como los pintas. En el cole, recuerdo en primero de secundaria, todos eramos prácticamente nuevos, y me mandaron una mulasa del doble de mi tamaño a mandarme un lapo. Pero me ase tanto que lo mande a la mierda al toque y el pata se quebró cuando lo hice. ¿? Desde entonces a él lo trataban como a tu pata Carapulcra. Le rompían el pantalón, le rompían la camisa, le escondían sus cosas, chicos y chicas... lo último que supe de él fue que seguía siendo el lornón.

Ursula dijo...

Conmovedor...a veces los niños pueden ser muy crueles...

Pierre dijo...

pmmmmm q trissste carajooooooooo

sapel78 dijo...

Esto me hizo recordar a el lorna de mi cole el famoso "pacharacus erectus" a ese huevon le hacian cosas parecidas , apanados y pendejadas con la mochila y la ropa pero nomas con la gente del mismo grado psss .. eso si .. me dio mucha pena lo de carapulcra , en donde quiera que este espero que haya perdonado a todos esos cunchis que lo masacraron y q la vida le haya dado algo bueno por todo lo que paso.

REX dijo...

Me hizo recordar a mi pata el cabezón garcia...éramos unos salvajes con él. Lo apanábamos por gusto, incluso cuando no hacia bulla. Sorry cabezón.

ç dijo...

jajaja ta buena la historia ,toy con chamba buscando informacion de carapulcra y ley esto ,recorde cosas del cole........buena la historia cuando tambien jodia a mis patas me cagaba de risa todo el dia en el cole ..............

daniel dijo...

jaja buena la historia me hizo recordar algo del donde todo el dia me cagaba de risa jajaja........buena