Visitas de la última semana a la página

lunes, enero 16, 2006

Trauma Depresiva


La depresión según Denegri no es un estado de ánimo sino una enfermedad que la gente la carga toda la vida. Puta es que uno puede estar depre todos los días? Día tras día?
Cuando sales a la tienda a comprar tu vino, ves a las chibolas revolotear como mariposas con sus ropas multicolor como salidas de entre las ramas de los árboles y ríen y se hacen cosquillas y te sientes tan miserable. Envidias su felicidad, llegas a la licorería y el gordo que atiende se ríe con su compadre y se te caen las lágrimas de pica. Subes a la combi y ves a los enamorados pobres retozar en las ciclovías bajo la sombra, los niños limpiacarros tirándose agua bajo el sol , ahora blanco. Miras al chofer canturrear "Salí con tu mujer...". Sabes que todos estos hijos de puta son mas felices que tú. Y te pudres en vida, y eres joven y te cortas el pecho con las hojas de bisturí que compraste por decenas. Lloras y te enrollas como un puerco espín en posición de ataque sólo que ésta vez es en defensa propia. Buscas explicación en las paredes y te metes otro traguito. Quieres dibujar, pintar y sólo hay bulla y risas cerca a la casa.
No sabes ni porqué estás así pero quieres que te dejen en paz. Te das asco, te odias, te lastimas, mas sangre, te arrepientes, quieres más. Música? que cante Dead, quieres imitarle, sentirte él y te cortas, quisieras tener sus huevos para jugar con fuego. Amas a tu familia y ellos no te aman, te escupen, das vergüenza, muestras tus manos a través de los barrotes de tu ventana y te dices para tus adentros donde están mis amigos?
Pasan los tragos como minutos y empiezas a sonreír. Tus cortes te engrandecen ante tí mismo. El dolor te cautiva, quisieras que una lesbiana venga a chuparte la sangre seca, ahora sabes que eres superior, que son unos pánfilos allá afuera que no saben nada de nada. Que vengan los hijos de puta a retozar en mi suelo que los saludo con un sable. El licor en tu cerebro se mueve como un plato de sancochado con presa y todo. Quieres más, mas vino, mas vodka, te duermes, te caes, no quieres, vamos a ver que escriben los blogeros. Que dice Ivan Thays, le juego y le gano al tío.
A mil por hora, pasó el diluvio y se creó una nueva especie en la tierra, abres los ojos, te quedaste dormido, el cuarto hiede a miseria, tus poros sudan vodka y tu piel huele a acero, a fierro. Auscultas por la puerta.Das una pichada. Ahora eres más miserable que ayer.

2 comentarios:

kubi dijo...

BINGO!!!!

digler dijo...

se me adelantó kubi...