Visitas de la última semana a la página

martes, enero 24, 2006

Carta a mi negrita


Kenki de mi vida:
Llevamos juntos tantos años, que apenas lo creo. Mi vida cambió tanto desde que te conocí. Recuerdas como éra ése adolescente? Me sentía tan diferente al resto, con mi Metal y mi trago, y mi psiquiatra... y tu tan linda, brillaban tus ojitos mareaditos bajo los faroles del parque de Sta Patty. Pasábamos horas tomando vino como Bukowsky, de ahí que le agarraste odio al pobre viejo, siempre lo amé, tú no mucho, mas me amabas a mí y no querías que me convirtiese en él ni tú en Linda. Yo les admiraba tanto y tú no aguantabas que leyera Héroes una vez tras otra. Linda bebé hacías todo lo que quería, te gustaba mucho y a mi tú. Recuerdo tus pantalonzotes palazo, las bastas eran tan anchas que parecían faldones esos jeans, poco a poco la moda te fué cambiando mi legalmente negra. Y que decir de tus zapatotes, recuerdas? jejeje sonrío al recordarlos, eran como zancos, mi bebé... ella tan moderna verdad? Siempre buscando el último grito de la moda. Y yo desesperándome que esos tacos te sacaban mucho culo y eras el deleite de los combistas. Recuerdas el jale que tenías con esos panchos? Mentira mi curucucha, tenías jale también con los udíos verdad? Ya lo olvidé.
Si supieras, cora cora, cuánta alegría sentí cuando ya éramos enamorados. Cuando viajamos a la Huacachina y vivimos como pordioseros, nos gustábamos tanto y el chibolo del bote que nos paseaba nos propuso dejarnos solos tras unas plantas en la laguna si le dabamos un propinon, lo recuerdo como un chacaloncito.
Mi vieja no te pasaba mucho porque no te conocía, cuando me llevaste al retiro para sacarme los diablos ella te quiso mucho Churrita, me dijo que realmente me querías y no era amor a los chicharrones, no por la plata sino que querías a tu chancho, de verdad.
Recuerdas cuando viajámos a Huancayo por 4 días y no salimos del hotel nada más que para almorzar e ir a la licorería a comprar mas vino. Nos tirábamos el día panza arriba fumando cachitos de hierba y vino barato. Tomábamos desayunos continentales y nos gastamos la guita y al final no había ni para el pasaje de vuelta. Vendimos nuestros anillos "de oro" a 3 soles los dos en una jopyería de mala muerte y creo que nos los compraron por pena, ya que "el oro" se había desgastado y estában medio marrones. Recuerdas que nos confiamos y tuvimos la gran idea de comprarnos helados para sobrellevar el calor y caminamos buscando a un pata que nos preste plata arriba para abajo ,toda la ciudad... tu ya no podias mas y yo había perdido las esperanzas de viajar, pensamos en vender un desodorante nuevo y un par de medias sin usar. Mi bebé que cerca de podrirnos estuvimos esa vez, y encontramos la agencia del pata, le dijiste que sólo habíamos ido al circo, se rieron de mí un toque, y volvimos a casa.
Te amo churrita, nunca dejé de hacerlo así hayamos terminado tantas veces, ahora me has cambiado tanto que no sé quien soy realmente, pero sé quien eres y te amo por eso, por dulzita, por chiquita y por negrita.
Siempre tienes que llamarme porque te extraño mucho, y eres lo que mas quiero en la vida. Ámame como yo a tí y te daré la felicidad que tanto anhelamos. Cuida a tu hermana y quiérela mucho. Te estaré esperando en mi cuarto para el retoze acostumbrado. Si quieres iremos a almorzar a Macartur tu pavito que tanto te gusta previo a un cinemita. Un beso, negra de mi corazón.

7 comentarios:

reds dijo...

Buena broder, que buena cronica, te acabas de ahorrar un arreglo floral...y un par de pizzas, minimo!

Vicho dijo...

Jamás las flores, ni las pizzas, ni los perfumes; menos los peluches o tarjetas podrán reemplazar lo que unas palabras armonizadas en una carta pueden valer. Espero algún día recibir un email o una carta con esa intensidad natural, con esa pasión implícita.
Me gusta leerte.

digler dijo...

no hay nada que se compare a un sentimiento, y tu lo has descrito muy bien. el tiempo y las vivencias, algo que nunca se desprende de una persona (o dos). muy buen post

Fuego Negro dijo...

...realmente conmovedor....supongo que quizas si todos tuvieramos tan buena memoria y tan en carne viva,la vida tendria otra dimension...felicidades por las tintas y tengo cierta tentacion de envidiarte el sentimiento
salud!!!! y un abrazo

Chinasky00 dijo...

Gracias Reds y Digler. Esa negra se merece todo. Gracias Vicho, siempre tan entusiasta, te agradezco.
Fuego Negro, es un honor tenerte por aquí. Lean su blog muchachos, es un maestro. Salud!

Anónimo dijo...

Si mi novio me escribiera algo así.... Si mi novio sintiera aunque sea un décimo de lo que tú sientes, créeme que sería la persona más feliz del mundo

Anónimo dijo...

perdidos en la ficcion