Visitas de la última semana a la página

martes, abril 04, 2006

Que perra vida!


Image hosting by Photobucket


Que cantidad de razas caninas existen, me encantan estos animales. Tan tiernos, tan feroces, hay perros asesinos e intimidantes y otros tan chiquitos y dulces que dan ganas de meterle una patada de odiosos. Los que más me gustan son los perros grandes, pero no esos perros con cara de baboso como los San Bernardo o unos que el pellejo se les chorrea, sino los Doberman o los Pastores, sería feliz con media docena de dobermans, como el viejo de Amores Perros. A veces tan dulces como criaturas humanas, les acaricias y van sacando la lengua como diciendo "que rico... slurp slurp que rico"
Tuve varios perros, uno llamado Perla, murió ahogado en Huánuco, otro llamado Lucky, le gustaba mucho ir a comer basura al pampón frente a mi casa, una vez quise quitarle un hueso de pollo que encontró en el basural y el pendejo me ladró como un endemoniado, grité carajo! del susto, a la semana ya no podía levantarse y se quejaba todo el tiempo, una noche fuí a ver que le pasaba y estaba con la lengua afuera. Lo enterramos cerca a La Huacachina, y todos los chibolos del barrio chillaban en el carro extrañandolo, yo también, no me hago al huevón.
No tuve más porque mi jato es chica y no hay sitio. Borracho por las calles siempre me agachaba a acariciar perros chuscos, sin dueño, parias, malparidos, detestados por la gente de bien, piojosos, al día siguiente mi ropa llena de pelos de animales infernales. Una vez me gasté 10 lucas comprando gaseosa con esas galletitas Miami en un parque para darle de comer a un perro chusco que se nos pegó a mi y a mi negra mientras bebíamos nuestro presente. Era un perro cochino de esos que le dices "fuera conch...!!" con agresividad cuando se te acerca mucho, me encariñé con el cachorro, le veía tomar su gaseosa en una cajita de esas de pollo a la brasa pa llevar y comer sus galletitas, luego le compré Casino Royal de fresa, la negra me decía "esas cosas no comen los perros, gordo" y yo pensaba en que estaba comiendo rico aunque sea una vez en su PERRA VIDA. Por la noche le exigía a la negra que se lleve a su casa al animal ya que lloraba mucho por las malditas pulgas que le mordisqueaban el lomo, y éste ya no sabía como mordisquearse. Al final me dijo "te compro un par de latas y lo dejamos" Lo miré como a un perro y me despedí culpable de su desdicha, nos acompañó al paradero como diciendo "y ahora a donde vamos?" Y no lo ví mas, tengo un par de fotos de esa tarde con él, a decir verdad tengo una decena de fotos por todo el país con perros callejeros, es como cuando uno va a un lugar nuevo y conoces gente, o hembras, yo conozco perros y siempre son buena gente.
Además me parece injusto que esos pekinés o esos chihuahua, perros que parecen mas bien ratas acicaladas vivan comiendo MiMaskot y los pobres perros callejeros anden mordiendo huesos chupados o viviendo en basureros. Me gustaría ver a Paris Hilton cambiar su chihuahua por un perro pulgoso y que desfile así, se necesita un cambio, no es justo que los Cocker por ser lindos vivan como reyes, todo el día retozando y los Chusker vivan pelandose de frío bajo una banca de un parque.
Tengo fé en que añgún día tendré una jato mas grande y podré recogerme varios perros Chusky y no Huskey, de la calle y darles la vida que se merecen carajo, no a la discriminación. Por ejemplo por mi casa hay un tipo que saca a pasear al parque a cinco perros suyos, 4 son afganos, perros imponentes y extraños con cola de rata y un perro que se nota es chusco, y es una imágen rara, pero inspiradora.
Basta de discriminación!

PD: Escuchar de a77aque: "El perro", y "Ojos de perro", lindas canciones.

10 comentarios:

Vladimir Terán dijo...

Cierto. Hay perros más buena gente que la gente.

Laura Hammer dijo...

Recuerdo que un dia al salir der la morgue recontra depre, se me acerco un perro negro callejero, supongo que yo olia a carne podrida, pero me siguio todo el camino a casa y era largo porque me fui caminando. Yo no le hacia caso y me siguio, por parques y avenidas. Fue muy extraño, habia visto a ese perro esperando fuera de la morgue por la mañana. Tal vez a sus dueño, tal vez yo acababa de eviscerar a su dueño, no lo se. Quise quedarmelo, pero como todo en la vida tuve que dejarlo afuera. Hmm...que nostalgia.

Ah, gracias por el link

Dragón del 96 dijo...

Que profundo!

Yo tuve un doberman al que me dio pena sacrificar (dicho sea de paso, tambien fue un dragón del 96). Pero a la que más quiero es a Zashe, mi perrita chusky de casi 15 años. Es como una niña que nunca crece y que ya esta pidiendo chepa.

Comparto tu perpectiva con respecto a las ratas acicaladas. Son malisimas, engreidas, cuestan mucho y duran tanto como Friends. A veces ni si quiera pasan de los 10 años.

Chinasky00 dijo...

Duran tanto como Friends Juaajajajaja

digler dijo...

mucha gente de mierd@ deberia vivir llena de pulgas y sarna para dejar de maltratar animales

Fuego Negro dijo...

...Pericles,asi se llamaba,peregrinaba todas las mañanas hasta mi laburo,entraba,mi miraba y se iba...a la noche,cuando yo estaba en el bar ,hacia lo mismo,pero se acostaba a mis pies.
Cuando murio,yo tambien mori un poco.

Salud y un brindis por el amigo fiel,y probablemente el unico que valga estas letras

Vacío dijo...

os vengo a delvolveros la visita en misión evangelizadora hermano.

Carlox dijo...

viendo la foto de tu post, que en paz descanse Sam, el perro más... hmmm... bizarro del mundo...

PELOPONESO dijo...

los perros, los patas mas grande hay, los perros, esos que apestan, esos que tiene el aliento oliendo a caca, esos que te lamen el brazo, esos que quieren hacerle el candado a otras perritas, esos que se olfaten los orificios...los perros, siempre fui coleccionista y ahora solo tengo 3. he tenido de todas las razas y definitivamente
sea fino o no, los perros cuando se hacen tus patas, a ti no te interesan que se meen en la llanta de cualquier auto, como haría sofocleto, te haces al cojinova y te vas silvando, mientras la vecina te mira con cara de odio.

Los perros, eso hijos de perr...

que buenos patas son

reds dijo...

una vez un perro salio de una fogata y se nos tiro encima , en ese momento se recalento la piedra laja y al reventarse, la tetera cayo sobre el fuego apagandolo, haciendose la noche...