Visitas de la última semana a la página

viernes, mayo 28, 2010

El cierre


No puedo reponerme del todo, pero igual me sorprende el levantarme por las mañanas y hacer mis cosas responsablemente, como se espera que las haga. Voy aquí, voy allá, hago esto y aquello, camino, tomo combi y luego taxi, me pongo la camisa bonita y luego el polo viejo mas tarde. Pero dentro de todo esto hay un ser viviente que de viviente no tiene nada mas que el movimiento, y que por dentro es una colección de carnes y huesos hechos polvo, derruídos como mil casas abandonadas, hechos cenizas como tierra blanca y negra esparcida en la tierra luego de un siniestro. No tengo sangre, no quiero cortarme más, incluso a veces sonrío y al instante te recuerdo, y todo muere otra vez.
Anoche cuando te fuíste te pedí de buenas maneras que no me llamaras más, ya no me interesa nada vinculado a tí, no quiero saber si moriste o si tuviste trillizos, no quiero saber si sientes pena de este loco que el único error que cometió fue amarte mas que a nadie en este perro mundo y que ahora paga las consecuencias del amor, traicionero amor, ladrón! injusto amor... pero al fin y al cabo, amor... y nada más, es lo que había en ese entonces cuando me estiraste la mano y te la tomé para no soltartela nunca, y ese nunca se convirtió en poco más de dos semanas y me soltaste sin mas ni menos.
Recuerdo cuando me volví a enamorar de tí, allá dentro, encerrado, y te escribí, y me escribiste que nuestros rumbos eran distintos, así lo decía el destino, me dolió, pero me empeciné y salí y te besé y te hice mía una vez más como las mil veces anteriores y gané batallas por tí y me vencí para cumplir nuestros sueños juntos, y tu corazón dejaba de latir por mí mientras yo me enamoraba mas de tí Negra, y lo sentía cada noche que nos veíamos, tu lejanía, tu distancia, tu muro de contención, eras fría y lejana como la luna, y mis miedos se hicieron realidad, había algo que yo no podía combatir, que me dejes de amar, que no estés mas enamorada de mí luego de tantos años.
En el banco la cajera me preguntó "porqué tan triste?" me sorprendió que se note lo muerto adentro. Borré tus numeros telefónicos, tus fotos, tus regalos, todo lo que me recuerde a tí, haré como que salí y nunca te encontré, no sé donde estás ni con quién andarás, no me importa... al menos quiero que no me importe...
Puse todo de mí apenas salí y no desvanecieron mis esfuerzos por hacer las cosas bien, cambios importantes, pero para tí todo era igual que antes, conchesumadre... igual que antes, hoy quisiera llamar un par de patas e irme a tomar unas cervezas para pasar la noche.
Solo me queda seguir remando, cada vez mas fuerte, cada vez mas lejos, cada vez mas lejos de tu orilla.

3 comentarios:

Cyrana dijo...

Pero, AMASTE, y ESO TUYO, TUYITO, de NADIE más..... Lo demás que importa.... AMASTE, sentiste, sangraste.... dale, súbete a otra combi pero esta vez mira donde quieres llegar, al menos así lo intento hacer yo ya aveces resulta, otras.... jajajajja, debo volver a pagar el pasaje ;)))
Te abrazo,

Adriana dijo...

Algo q nadie t quitarA es lo vivido, lo gozado, lo aprendido... no llores xq terminO, sonrie xq sucediO.
Besos

Alejandro V dijo...

tio chinasky muy sentimental usted. soy su admirador aunque ya no escriba ultimamente