Visitas de la última semana a la página

jueves, noviembre 22, 2007

Jugando a vivir


Salí ebrio de casa, para emborracharme en las calles y jugar a estar vivo.
Las calles eran la misma mierda de siempre, con la misma gente con cara de culo, siempre agazapados para aprovechar cualquier oportunidad. Sonreía con aires de superioridad, con la chata de ron en el bolsillo y Cannibal Corpse apoderándose de mi alma. Me creía la gran cagada, porque no me interesaban las oportunidades ni la competencia, que se lo lleven todo, yo solo estoy jugando a vivir.
Tome un par de tragos en una calle solitaria, acariciando un perro. El sudor empezaba a joder, la caminata había llegado a su fin y estaba lejos de casa y tan lejos de todo. Todo parecía estar mas muerto, mas negro, y yo con mi cara de pendejo, observando a todos con una sonrisa que decía "maldito hijo de puta"
Empecé a sentir mucha hambre, entre con tufo desvergonzado a una sangucheria y pedí una butifarra inmensa, la chica que atendía me preguntó que salsas le echaba, pensé en sus jugos vaginales, pensé en las leches de sus tetas, en su menstruación y en la sangre en su garganta, "ponle todo!", respondí, tal vez tenga suerte.
Ya había anochecido. Me senté en el anfiteatro Chabuca Granda en el Ovalo de Miraflores, que parece un escenario para pelea de gallos. Disfrutaba como un cerdo mi butifarra, estaba muy picante, la perra la había preparado con odio, quien sabe porque. Tal vez era el jugo de su vagina el que sabia tan picante.
Con las manos entre cebollas y aji, masticando ansiosamente, levante la mirada y habían tres flacas sentadas frente a mi, una de ellas me invito a acercarme con la mano, yo voltee a todos lados, pensando que no era conmigo, pero era el único allí, le dije que mejor viniera ella. Me saque los audifonos y se sentó a mi lado, nunca había visto unos ojos tan claros ni un cabello tan negro, tenia voz de mosquita muerta, y sus labios se movían y yo no entendía de que hablaba, yo respondía lo que ella decía y seguía tragando, las cebollas caían en mi casaca, le dije mi nombre, nos besamos y sonreímos, debía estar apestando horrible por el ron y la butifarra pero ella seguía allí hablándome y preguntándome cosas, le dije algo mirando a sus amigas al frente, y soltó una risa escandalosa, como quien se ofende de mentira. Me pregunto si sabia donde vendían Éxtasis, me sorprendí y le dije en el Tequila Rock, atrás de la iglesia, quien sabe porque mierda le mencione ese lugar, nunca he comprado éxtasis ni he ido a esa perroteca. Se despidió y se fue, baje la mirada a mi butifarra, solo quedaban hilachitas de lechón embarradas de mil cremas, metí la cara y las trague cual lechón. Las chicas seguían conversando, e inicie la caminata de regreso a casa a todo volumen, pensando en el éxtasis y el tequila rock. Me metí a la iglesia y me senté en una banca delantera, jugando a estar vivo. Unas personas me dieron la mano diciendome "la paz este contigo"
Me desperté a las 5 AM en mi cama, aun con las zapatillas puestas, y la chata de ron en el bolsillo, ahora vacía. Estaba deshidratado, fui por agua, casi no recordaba nada, pensé en las chicas del Ovalo, regrese a mi cuarto, estaba mi billetera, mi celular , no me habían robado, toque mi culo, no me dolía, no me habían violado. Mis manos olian a comida, bajo mis uñas había carne.
Abrí el bar, bebí un trago mas para relajarme y sentir lo lindo del amanecer junto a la ventana, era una mañana fría, fui por abrigo, y en el closet encontré atada y golpeada a la chica que se me acerco por la noche. Tenia sangre en toda la cara y me miraba asustada, estaba desnuda, en silencio, temblando, me agache, le quite el trapo de la boca y le pregunte su nombre.
Victoria, me dijo.
Le cerré la puerta y fui a ver el amanecer junto a la ventana entre sus gritos desesperados. Que hermoso amanecer.

17 comentarios:

El Rojo dijo...

Le hubieras guardado un poco de butifarra.

Imberbe_Muchacho dijo...

oe y tienes una foto del amanecer... cha mare que bello relato, me hace sentir feliz

Diamanda dijo...

Que este llendote bien .

DäNg€®rOu§ WOMän dijo...

Glup

AdrianO dijo...

paja

Ana Lucía dijo...

espero que estes bien Chinaskyto

George dijo...

fue un bello amanecer, sin duda... etre gritos desesperados y el frio de la mañana.

tizia dijo...

Qué triste destino el de los dos.

Anónimo dijo...

que paja eso de los jugos vajinales...

misspelazo dijo...

absolutamente cautivada

Fiore dijo...

!!!!!!!!!!!!!!!! jajaja como la dejas alli q malo

Un bso

jocho dijo...

espero que nunca me suceda...

Moi: A fille dijo...

Sí, todos tan fumados...

Qué tal borracherra...

Cesar dijo...

Una mañana perfecta como para despertarse y decir "Wake up and smell the Naphalm"

Las Sinapsis de Azazel dijo...

a veces imagino matando a algunos, una amiga me dijo que eso solo le pasa a gente que se cree que se lo merece todo... quisas sea asi...

TRuLy dijo...




Por un momento pense que te la desayunarias :p

O es que acaso esa es la segunda parte del relato???


Beshote con sabor a butifarra!!


Dragón del 96 dijo...

Butifarras de Victoria y con su propio dispensador de cremas... no es mala la idea.

Supongo soltaste un doble "uf" cuando te diste cuenta que no hubo violación.

Slaudos.