Visitas de la última semana a la página

jueves, julio 20, 2006

La peor stoneada


Photobucket - Video and Image Hosting

Me iba al telo con la negra, nos íbamos a tirar todo el día encerrados viendo tele, chupando chelas, riéndonos, fumando hierbita, y haciendo cochinaditas. Pero había un problema, no teníamos mas hierba y habíamos quedad en encontrarnos en el mismo telo a las 8AM, no queríamos perder un minuto, así es cuando uno está enamorado. Tenía un pata en la universidad con el cual había compartido mas de un huiro, y sabía que "podía confiar en él" para sacarme de este apuro.
Llamé a la negra y le dije que vaya viendo Los Thundercats o Candy en el 13, que me espere, que había ido por las llaves del edén. Me pidió que no me demorara y no cumplí. La odisea empezó cuando mi pata de la U, Scritch (como el de Salvado por la campana) llegó tarde, a eso de las 8 y media AM y yo que había llegado temprano para hacer todo al toque. Cuando lo ví, salimos del salón y con su aspecto desaliñado como esos colorados achorados que parece que no se bañaran nunca pero no apestan a mierda sino a marimba.
Le conté el chongo y me dijo que no tenía, pero que vayamos a su barrio, que sus patas tenían como mierda, le dije que tenía 40 lucas. Sonrió y nos fuímos en un micro por Iquitos.
Llegamos a su barrio, era por Jesus María, por Pardo, le gritó a un patita que salió por su ventana y se parecía a Chicho Salas, solo que mas achori. Se vestía con esos lompas que parecían de payaso, a rayas y anchos, en ese año andaban de moda. Le contó el chongo, pero dijo que estaba lasio, que no tenía ni pa él, pero tenía entradas para el partido de Perú, dijo que a su pata le habían caído 100 entradas y las quería revender, no sabía si habían atracado al de ventanilla o si le había chupado la pinga a Delfinosaurio. Igual quería venderlas y fumarse la plata decía, ambos se abrazaban y eran como Lilo y Stitch de patas, se notaba la confianza de amistad de años. Yo mas bien sonreía como idiota de todo lo que ambos decían, y caminaba al costado pensando solo en la negra y los Thundercats, esperando por mí.
Chicho Salas dijo que el Negro Tramboyo tenía porque hace dos noches le invitó a una encerrona en su jato. Así que fuímos a pescar ese tramboyo. Caminamos un par de cuadras y una gringa como de 40 años con una enorme mochila en la espalda al otro lado de la calle le pasó la voz a Scritch y de vereda a vereda se saludaron los tres, haciendo bromas sobre lo vieja que era la rubia, luego le preguntaron si tenía rojita, pero ella respondió que solo para ella, y mencionó al Tramboyo. Soltaron un par de lisuras e insultos amigables, no recuerdo bien pero fueron algo como "lavate el rabo gringa apestosa" ó "calla chato chupapinga, dile al tramboyo que no viole más a tu vieja" ó talvez un "Fuera de acá comecaca, a ti y a tu hierba me la paso por los huevos y la tiro a la mierda", no recuerdo exactamente... todos sonreíamos... todo parecía flotar...
Llegamos al parquecito de la Muni de Jesus María y entramos a un pasaje a tocar la puerta de otro marihuano. Salió un chato flaco, éste mas bien se parecía a Henry Colán, el de cristal. "Habla cashita, que dice pe huevón, ya no vienen a verme par de chunchesusmares, y quien es éste cashita?" preguntó Colán y Scritch le respondió que estudiábamos juntos y que quería de la buena porque tenía un chongo y quizás sabía donde estaba el Tramboyo. Colán dijo que no sabía pero si tenía algo pa invitar, y a todos se les iluminaron los ojos, como si al perro le invitas bistecito. Yo no andaba muy seguro de perder el tiempo, pero no tenía de otra, Colán dijo que el Tramboyo llegaría en cualquier momento, porque habían quedado en ir a polvos a comprar porno. Decidimos esperarlo allí tempranito, con frío, y rotando un tronchito en el pasaje, al infame Tramboyo. En ese tiempo yo no era un fumón profesional, ni nunca llegué a hacerlo, pero a veces con sólo un par de toques me ponía a cagar de risa de todo y la sensación de bajada era la que más me gustaba, después del par de horas, cuando comienzas a recuperar la lucidez y no estás aquí ni allá, ni dormido ni despierto, ni vivo ni muerto. Fumaba con la negra unos toques cada vez que íbamos al hotel, o en el parque a conversar tonterías y dormir en el pasto abrazados ó con los de la U que eran unos troncheros degenerados duraceles de mierda, yo mas le entraba a la chela en ése entonces, pero me gustaba de vez en cuando estonearme un poquito, como para no estar en la tierra dos horas.
El troncho pasaba de mano en mano, el pata aseguraba que era Skunk blanca, pero yo solo sabia de roja, skunk (normal), y otra mas mala que la mierda que la llamaban caca de rata y te hacía toser horrible. A Colán le gustaba rolear sus huiros con un par de pepitas y cada vez que reventaban todos nos cagábamos de risa y yo no sabíq porqué pero también andaba carcajeandome hombro con hombro, chino de risa, encorvado de júbilo, y todos empujándonos como monos toscamente, sub humanos ya. El troncho aparecía en mi mano cada vez mas deprisa y yo dudaba porque empecé a tocar techo, y mi negra debía estar ya a esta hora calatita y tibia. Le negaba con la cabeza a Scritch pero el insistía y Chicho Salas y Henry Colán movían la cabeza como diciendo "uuuuyyyyy que mal" y yo le daba una mínima pitada porque quería ver al Tramboyo con los ojos abiertos, y ver como vivía fuera del mar. Comencé a asutarme porque los peces no pueden venir hasta Jesús María, pensaba en que al menos saldrían por Magdalena, talvez a CHorrillos pero no llegan los tramboyos a Jesus María. Igual le esperamos a ver si llegaba. Las palabras y risas no entraban mas a mis oídos, todo iba en cámara lenta, me había pasado de vueltas y me dí cuenta, Colán sacó otro más y yo autómatamente seguí fumando con ellos, ahora la negra estaba tan lejana y yo quería que viniese a darme un abrazo y echarnos en la vereda a dormir, la extrañaba realmente, en ese momento pensé que no era imposible, no podía perder las esperanzas, y la esperé también.
No recuerdo como ni cuando pero al ver a mi alrededor habían como 10 puntas, estaba el Tramboyo, era un negro sacalagua macucón de bigotes como de 30, también estaba su hermano, otro moreno mas flaco, también estaba la gringa vieja toda stone besandose con un tipo en una moto Scooter con una cicatriz junto al labio.
Caminamos al parque todos en tanto barullo que parecía una fiesta, pero talvez solo era yo. Mis piernas apenas se movían y yo pensaba "muevanse carajo" y mis articulaciones estaban soldadas. Caminaba como si me hubiera cagado en el pantalón, y Scritch me puso el brazo sobre el hombro y me acompañó, le dije que me sentía hasta el pincho y él dijo que solo un toque más en el parque para conversar y bajarla.
Apenas le escuché y formamos un círculo en el parque a conversar, los negros eran los mas gritones y Scritch se carcajeaba con Chicho Salas abrazados como ebrios. Poco a poco iba yéndose gente y llegando otra, mi cabeza iba a 0,0001mxh y todo era irreal, me quedaba pegado con una pareja en una banca, o me quedaba hipnotizado con las letras de un panel publicitario. Necesitaba la hierba, necesitaba largarme de ahí, necesitaba mi cerebro de vuelta y los veía a los demás tan tranquilos y risueños, hijos de puta.
No sè porque me quedè como 10 metros lejos del grupo, sin saber si acercarme o quedarme ahì, el Tramboyo preguntò "Oe, ese webon de allà no es tu pata? Se ha quedado clavado al suelo on" Me acerquè y nos fuímos con Scritch y otro flaco mas viejo a buscar la hierba, me pidieron las 40 lucas, yo quise hacerme el achorado y no quise darles pero no podìa articular bien mi mandìbula. Negra donde estàs?...
Les dì mis billetes y esperè con Scritch en una esquina 5 minutos a lo mucho, luego me dieron dos paquetitos de papel periòdico, me los metí en el bolsillo y le dije a Scritch que me embarcara a La Molina. Se cagaron de risa ambos, pero me pararon un taxi y subí mas tranquilo al lado del conductor, un viejo de lentes medio puerco y hablador, sus palabras me hacían sudar, me ponía nervioso el cabrón. Al final no supe cuanto le paguè ni cómo llegué ni si me dió mi vuelto.
La negra me abrió la puerta y la saludé con un abrazo inacabable. Aventè mi mochila junto a una pared y me tirè a la cama, me quedé dormido, la negra no paraba de hablar pero yo ya no la escuchaba más.
Luego de dos horas me desperté tranquilo y decidimos probar la marimba para que nos dè hambre y salir. Abro un paquetito y la huevada era mínima, el otro paquetito era una combinación entre ramitas y pepas y hojas desechas, no había carnecita como en esos moñazos que me vendía otro pata, que parecían piernas de pollo. La negra olió la hierba y dijo que era perejil, olí mi paquetito y mas bien olía a albahaca, o espinaca. Pero algo olía a roja, así que roleamos un cigarrito de todas las hierbas y cuando empezamos a prendernos sabía medio raro, como a tallarín verde o arroz con pollo.
No recuerdo si nos estoneamos pero fuímos a un menú a comer tallarines verdes con asado, todo tenía que combinar. Pero la estoneada de la mañana quedó como un trauma para empezar a dejar la huevada. Ahora es otra mi stoneada.

13 comentarios:

anonimo dijo...

JAJA muy buena!
Al fin encontre tu blog amigo CHiNASKY

Alfredo dijo...

cual es tu estoneada ahora?

eso es caca

mejor comete un pollo chinasky no jodas

diego dijo...

ta mae, me provocó un wirito.

F PARRA BELTRAN dijo...

Tratar de tener la prosa de Bukowski es bien complicado, pero lo haces bien, debes fijarte un poco más en la ortografia y alimentar la historia para que no se vuelva tan rapida de encontrar para el lector.

Angel Castillo Fernández dijo...

Muy buena historia, con stoneada y todo!

Saludos

digler dijo...

jajaja el viejo truco del paquete lleno de basura, ni modo, debió ser bien tiesa esa estoneada

Dragón del 96 dijo...

Que bravo... al menos no te dieron tomillo o culantro seco... tal vez si, pero después de eso ni comer se me hubiera antojado.

Lo mismo q Alfred, come tu pollo nomás.

Pierre dijo...

como es tirar fumado?

Las Sinapsis de Azazel dijo...

que cage de risa si me ha pasado lo maximo tio me salvaste de otra noche de insomnio un abrazo socio

reds dijo...

te dieron un mixcoco chino, te fuiste al chopin...y eso de no abrir el pacocha bien monsefu, bueno asi pasa cuando sucede...

Anónimo dijo...

That's a great story. Waiting for more. Email marketing resource center Per pay click management service us Lesbon hardcore pay per click cash blow dryer stands http://www.washers-repair-el-cajon.info/keyword-marketing-superstar-pay-per-click-search.html Motion picture film projectors for sale monster isuzu rodeo pay per click search marketing agencies

Anónimo dijo...

Wonderful and informative web site. I used information from that site its great. »

Anónimo dijo...

comprendi cada momento ! a mi también despues de eso stonear tuvo algo más, no necesariamente agradable.